Future

Los científicos crean robots vivos a partir de células madre

cientificos-crean-robots-a-base-de-celulas-madre

Los científicos han creado una nueva forma de vida que es algo entre una rana y un robot. Utilizando células madre extraídas de embriones de rana, investigadores de la Universidad de Vermont (UVM) y la Universidad de Tufts reunieron «xenobots».

Las gotas de un milímetro de ancho actúan como robots vivos y autocurativos. Pueden caminar, nadar y trabajar cooperativamente. Refinados, podrían usarse dentro del cuerpo humano para reprogramar tumores, administrar medicamentos o raspar la placa de las arterias.

«Estas son máquinas vivientes novedosas», dice Joshua Bongard, un experto en informática y robótica de UVM que co-dirigió la nueva investigación . «No son un robot tradicional ni una especie conocida de animales. Es una nueva clase de artefactos: un organismo vivo y programable».

Para determinar el mejor diseño para esta nueva forma de vida, los investigadores de UVM ejecutaron un algoritmo evolutivo a través de una supercomputadora. Luego, el equipo de Tufts ensambló y probó el diseño utilizando células madre de la especie de rana africana Xenopus laevis : el nombre xenobot proviene de esta rana, no del prefijo griego que significa otro o extraño.

Lo que el equipo creó es una forma corporal nunca vista en la naturaleza. Las células funcionan juntas, lo que permite que los robots se muevan solos en entornos acuosos. Incluso cooperaron espontáneamente para moverse en círculos, empujando los gránulos hacia una ubicación central.

Los investigadores señalan las ventajas de estas «máquinas biológicas». A diferencia de los robots fabricados con acero o plástico, estos simplemente se descomponen después de su uso. Cuando se cortan en rodajas, pueden regenerarse y volverse a unir, algo que pocos robots pueden hacer, y además de fines médicos, podrían usarse para limpiar desechos radiactivos o microplásticos .

Si comienza a entrar en pánico ante la idea de que las supercomputadoras diseñen robots vivos, no está solo. «Ese miedo no es irrazonable», dice Levin. «Cuando comenzamos a jugar con sistemas complejos que no entendemos, vamos a tener consecuencias no deseadas».

Los investigadores esperan que cuanto más comprendamos esta tecnología y capacidad, mejor estaremos. Además, los xenobots vienen precargados con su propia fuente de alimentos, que debería agotarse en aproximadamente una semana, a menos que estén en un entorno rico en nutrientes. Sin embargo, no se preocupe, estos pequeños no pueden reproducirse o evolucionar, al menos no todavía.

Fuente: Universidad de Vermont

Deja un comentario